Cómo evitar deudas en la tarjeta de crédito

Hoy en día el endeudamiento en España sigue golpeando a miles de empresarios autónomos y familias que ven la necesidad de recurrir a hipotecas, préstamos personales o micro-créditos como una alternativa para pode dar por finalizadas sus deudas.
Esta situación en muchas de las ocasiones lleva a la ruina a particulares, empresas, personas físicas que ven que de ninguna manera son capaces de afrontar las deudas contraídas con bancos y entidades financieras.

Gran parte de las deudas tienen su origen en las tarjetas de crédito puesto que es muy común realizar el pago con la tarjeta de crédito en vez de hacerlo con dinero en efectivo; pero ¿cómo evitar deudas con la tarjeta de crédito?

La gran comodidad de utilización y la extensión casi total de los terminales de pago en cualquier comercio hacen que el llamado “dinero de plástico” sea una gran opción a la que muchas personas recurren cada vez más a menudo para efectuar el pago, tanto de grandes o pequeñas compras.
No obstante pese a todas las ventajas que ofrece la tarjeta es muy importante el llevar un control minucioso de su uso, con el fin de evitar sorpresas desagradables a final de mes.

Es importante no olvidar la responsabilidad que uno tiene con el banco de devolver todo el importe dispuesto. Dicha devolución puede hacerse a final de mes sin coste añadido o asumir el pago de los intereses en caso de tener que aplazar los pagos.

Para evitar acumular deudas con la tarjeta de crédito es importante:
No disponer de más de dos tarjetas de crédito. A mayor número de tarjetas a gestionar más complicado será llevar el gasto realizado y el margen que se tiene disponible para seguir realizando compras con la tarjeta.
La tarjeta de crédito es un excelente instrumento de financiación si se consigue devolver todo el dinero a final de mes y liquidar la deuda sin interés alguno. Si esto no es posible, si no se es capaz de pagar en fecha límite y se necesita ampliar el plazo de devolución el interés generado hará que el dinero a devolver incremente.
Es importante establecer un límite de crédito de uso, es decir en base a lo que uno ingresa cada mes determinar la cantidad máxima de dinero a utilizar con dicho método de pago, para así poder saldar de forma segura la deuda a final de mes.
En el uso de las tarjetas de crédito la responsabilidad de uno mismo es un valor clave. Las entidades financieras suelen ofrecer al cliente promociones muy interesantes que pueden impulsar a realizar un mayor consumo. Esto no es motivo para incrementar el consumo habitual o los pagos efectuados con la tarjeta, de ahí que la responsabilidad de cada cuál sea un valor clave.

Qué pasa si no pago la deuda de la tarjeta de crédito

Una mala administración del dinero, un gasto excesivo, la falta de información, etc., son algunas de las razones por las que una persona pueda llegar a tener dificultades para afrontar el pago realizado con la tarjeta a final de mes, haciéndose la siguiente pregunta: ¿qué pasa si no pago la deuda de la tarjeta de crédito?

Cada vez son más las personas que necesitan este tipo de préstamos, y gran parte de los españoles prefieren pagar con tarjeta en lugar de con efectivo.

Es muy importante no acumular gran cantidad de deuda en la tarjeta y si esto ocurriese una posible solución sería comentar la situación con el encargado y gestor de tarjetas de la entidad bancaria.
Lo más aconsejable para saldar de la manera más rápida posible la deuda generada con la tarjeta de crédito es solicitar un préstamo, puesto que la tasa aplicada suele ser menor. Además en muchas ocasiones los préstamos son concedidos en un plazo no superior a las 48 horas, lo que facilita el salir de inmediato de esta complicada situación.
Otra solución viable sería venderse todos los bienes posibles ya que la prioridad de todo es realizar el pago de la deuda.

Es conveniente revisar todos los requisitos necesarios para que pueda aplicarse la Ley de Segunda Oportunidad, que puede ayudar a saldar la deuda que hay pendiente y ser cancelada por completo.

Resulta fundamental contactar con un buen despacho de abogados especializados en la Ley de la Segunda Oportunidad, para que informen y asesoren sobre la mejor manera de actuación e intentar salir lo más rápido posible de la deuda.

En el momento que se decide no efectuar el pago de la tarjeta, la deuda automáticamente incrementará debido los intereses generados y cargos moratorios. El paso del tiempo dificultará el poder liquidar el adeudo, además de cerrar todas las puertas para poder obtener créditos.

No pagar a su debido tiempo sumará nuevos números a la tarjeta lo que puede traer graves consecuencias, aunque debe de recordar que siempre hay una solución para este tipo de problemas.

Cuándo prescribe una deuda

Toda deuda tiene fecha de caducidad. El plazo de prescripción de la deuda de una tarjeta de crédito será el genérico de las acciones personales previstas en el artículo 1964.2 del Código Civil.
Hasta octubre del 2015 el plazo de prescripción de la deuda era de 15 años, pero actualmente con la reforma llevada en el artículo 1964.2 se ha quedado en 5 años, contados desde que pueda exigirse el cumplimiento de la obligación.

Qué pasa si pago la deuda antes del vencimiento

Muchas personas esperan a la fecha de corte de cada mes para efectuar al pago de deudas y créditos. Pero si el pago de la tarjeta de crédito se realiza antes del vencimiento, antes de la fecha de corte puede ser mucho más beneficioso de lo que uno piensa.
Además de ser una excelente manera de finalizar las deudas, pagar antes de la fecha de corte permite un interesante ahorro en intereses, intereses que el deudor debería de haber pagado después de la fecha de corte.

Cómo cancelar las deudas de tarjetas de crédito

Si las deudas de la tarjeta se han amontonado es muy importante contactar con un buen abogado que le asesore e informe ofreciéndole la mejor solución.
Recurrir a la Ley de Segunda Oportunidad le permite rebajar la deuda pero siempre garantizando el cobro por parte de la entidad bancaria. Para ello es preciso cumplir una serie de requisitos:
Actuar de buena fe
No tener ninguna condena por delitos relacionados con temas económicos o sociales.
Tener pagado como mínimo el 25% de los créditos pendientes de pago.
Que la deuda pendiente no supere los 5 millones de euros.

La Ley de la Segunda Oportunidad permite acabar con todas las deudas y tener la posibilidad de volver a empezar de cero. Es muy importante tomar consciencia para una adecuada gestión del dinero evitando caer en el mismo error.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
¿Necesitas ayuda?
¿En qué podemos ayudarte?